ZOFIVA ya estamos operando con 6 de 80 empresas. (artículo de EL COLOMBIANO)

IMAGEN COLOMBIANO

Al fondo se observan las primeras bodegas que ya están siendo ocupadas por las empresas usuarias de la Zona Franca Internacional del Valle de Aburrá (Zofiva). En el frente se aprecian las obras de construcción de otra fase del complejo. FOTOS JULIO CÉSAR HERRERA
POR FERNEY ARIAS JIMÉNEZ | PUBLICADO EL 27 DE MAYO DE 2017 - el colombiano

Hace trece años había 16 proyectos de zona franca para Medellín; hoy el único que sobrevive, iniciando operaciones es el de la Zona Franca Internacional del Valle de Aburrá (Zofiva), impulsado por la Zona Franca de Barranquilla y un grupo de socios locales.

Desde mayo del 2013 se inició la adecuación de los terrenos donde está localizado el complejo logístico, que se ubica en el municipio de Caldas, en el Sur del Valle de Aburrá, en la ye que de Primavera conduce al Alto de Minas y a Bolombolo, es decir en el inicio del proyecto vial de cuarta generación (4G) Conexión Pacífico 1.

Juan Carlos Vélez Madrid, gerente de Zofiva, explica que se trata de un lote de 207.000 metros cuadrados en el que se han invertido 34.000 millones de pesos, el cual ya alberga a seis empresas y deberá tener, al cierre de este año, otras once compañías operando y beneficiándose de las ventajas de la zona franca.

El empresario precisa que se trata de la primera etapa de la tercera zona franca permanente multisectorial de Antioquia, y la apuesta es tener desarrolladas las otras dos fases en un horizonte de cuatro años, con unas 80 firmas establecidas las cuales estarían generando entre 850 a 1.050 puestos de trabajo.

Expansión ambiciosa

El interés de una gran empresa de establecerse en Zofiva, y cuyo nombre se reserva Vélez, es uno de los pilares para el futuro crecimiento de esta zona franca, que demandará nuevas inversiones por otros 20.000 millones de pesos. “Ese gran usuario ocupará unos 25 módulos, usando unos 25.000 metros de la zona”.

De la lista de usuarios, el empresario destaca empresas de alimentos, grandes superficies, o firmas del sector marroquinero, metalmecánico, financiero y minero.

“Las pequeñas y medianas empresas (pymes) también pueden estar en este complejo logístico, donde se construyen bodegas con áreas desde 376 metros cuadrados o según los requerimientos del cliente. Esto será un centro de distribución física internacional”.

Adicionalmente, comenta que habrá un gran cuarto frío con túnel de congelación para hacer procesos de maquila y de transformación de alimentos, bebidas o productos farmacéuticos; así mismo un helipuerto para facilitar las actividades de empresas procesadoras de metales preciosos.

Pero la visión es más ambiciosa. Las posibilidades que ofrecen las normas permitirán que Zofiva puede tener una prolongación, pasando la calzada de Pacífico 1 en el sector Primavera, donde se contempla tener un área mayor, con lo que la zona franca crecería en tamaño seis veces el desarrollo actual, y la inversión para ejecutarlo superaría los 350.000 millones de pesos.

Bondades de la zona franca

Colombia cuenta hoy con 102 zonas francas: 38 zonas francas permanentes 64 zonas francas especiales, en las cuales 806 empresas establecidas generan 240.000 empleos. En Antioquia operan tres zonas francas permanentes (Rionegro, Urabá y Zofiva y nueve zonas francas especiales).

La empresa que se establezca en una zona franca como Zofiva goza de una tarifa única del impuesto sobre la renta del 20 %. Allí hay posibilidades de exportación a terceros países y de suministro para el mercado nacional.

Además, las mercancías de origen extranjero introducidas a la zona franca podrán permanecer en ellas indefinidamente. Y se aplica una exención del IVA para las materias primas, partes, insumos y bienes terminados que se vendan desde el territorio aduanero nacional a usuarios industriales de bienes o de servicios de zonas francas o entre estos.

En ese contexto, la Asociación Colombiana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi) considera que las zonas francas ofrecen oportunidades muy interesantes para que ese tipo de empresas trabajen en encadenamientos.

“Reconocemos, que los beneficios que tienen las pequeñas empresas al minimizarles los requisitos de ingreso a las zonas francas, así como los incentivos tributarios y aduaneros son importantes mecanismos que facilitan su acceso a estos instrumentos, que les brindan ventajas competitivas en infraestructura, seguridad, y acceso a tecnologías que contribuyen a mejorar los niveles de productividad y competitividad”, expresó Rosmery Quintero, presidenta del gremio.

Entre tanto, las cifras del Dane mostraron que las exportaciones totales de mercancías desde las zonas francas colombianas en 2016 fueron de 3.093,1 millones de dólares, observando una variación de 46,7 % con respecto a 2015 cuando se exportaron 2.108,8 millones de dólares.

Por el lado de las importaciones, estas apreciaron una variación negativa de 14,3 % y fueron de 2.041,1 millones de dólares contra los 2.380,4 millones reportados en 2015.

Leave a Comment